Jerónimo Carcelén destacó potencial del Maule para desarrollo de la geotermia

“Los volcanes y su energía le ofrecen a la región del Maule la oportunidad de contribuir a desafíos inminentes para nuestro país: contar con una matriz energética limpia y segura, promover una recuperación económica sostenible post Covid-19 y reducir la contaminación por el uso de leña”.

Con esta afirmación en una columna publicada por Diario El Centro, nuestro socio Jerónimo Carcelén pone de manifiesto el rol estratégico de la Séptima Región en el desarrollo de la geotermia.

El presidente del Consejo Geotérmico añade que “esta región, hasta ahora principalmente relacionada a proyectos de centrales hidroeléctricas, da inicio a su propio proceso de diversificación energética con la construcción de parques fotovoltaicos y promisorios estudios para el desarrollo de un proyecto de energía geotérmica -Mariposa- en las cercanías de la Laguna del Maule”.

En este sentido, Carcelén destaca el Proyecto Mariposa, impulsado en la zona por la firma Energy Development Corporation (EDC).

“Es una empresa filipina líder en energías renovables (produce 1.205 MW de energía geotérmica) con altos estándares técnicos y ambientales en sus operaciones; recientemente anunció una inversión de US$560 millones para el desarrollo de una planta geotérmica de 110 MW en Perú”, explica.

“La instalación de una planta de geotermia en la región del Maule podría generar otras actividades en cascada tales como fuentes termales que benefician el turismo y la salud de las personas; sistemas de calefacción de invernaderos y secado de leña o el desarrollo de redes de calefacción distrital que reduzcan su uso, con la consiguiente disminución en la contaminación ambiental”, añade.

“La geología de la región del Maule ofrece un potencial privilegiado para el desarrollo de la geotermia”, sentencia Carcelén.