Energías renovables ganan terreno en sector eléctrico durante la última década

En 2010 las energías renovables no convencionales (ERNC) estaban lejos de ser un factor relevante en el sector eléctrico chileno y en el horizonte se vislumbraba la concreción de centrales termoeléctricas como Barrancones y Castilla.

Esos proyectos, finalmente, no vieron la luz y una década después las fuentes limpias ocupan el 20% de la generación en el país.

El actual escenario, consigna El Mercurio, fue propiciado por la Agenda de Energía impulsada en 2014 por el Ministerio de Energía. Entre otros, la aplicación de reformas para dinamizar la competencia facilitó la participación de las ERNC en licitaciones.

Un segundo elemento que explica el impulso a las plantas solares y eólicas es la baja en el costo de sus tecnologías asociadas. Por ejemplo, el costo de instalar un MW fotovoltaico se ha reducido en un 80%.

Las estimaciones apuntan a que en 2021 este tipo de centrales representarán el 30% de la matriz nacional, porcentaje que se incrementará en los próximos años.