Jerónimo Carcelén en CNN: “Chile tiene hoy un potencial de 3.500 megawatts de energía geotérmica”

En el proceso de descarbonización que vive Chile la geotermia supone una importante oportunidad. Esta energía renovable destaca por atributos como su menor variabilidad respecto a centrales eólicas o fotovoltaicas, lo que la convierte en un atractivo complemento para la generación eléctrica. Así lo explicó nuestro socio y presidente del Consejo Geotérmico, Jerónimo Carcelén, durante su participación en el programa Desafío Tierra de CNN Chile.

“La energía geotérmica permite utilizar el calor de la tierra, que está en el subsuelo a una profundidad de entre dos mil y tres mil metros. Con el vapor que produce ese calor, se genera energía eléctrica. Ese vapor sube hasta la superficie, entra en una planta generadora y sale esa energía a través de los sistemas de transmisión. Y después ese mismo recurso geotérmico se reinyecta en la tierra. Ambientalmente es muy sustentable”, manifestó el abogado en conversación con la periodista Paloma Ávila.

“El agua y los fluidos que salen del fondo de la tierra vuelven a entrar y eso permite que el reservorio, que está a gran profundidad, vuelva a generar este vapor. Y eso hace que existan centrales de generación desde hace 70 años”, añadió.

La ventaja local, indicó Carcelén, es la amplia disponibilidad de esta energía limpia en el territorio. “Chile tiene hoy un potencial de 3.500 megawatts de energía geotérmica porque somos un país lleno de volcanes. Si somos capaces de poner en producción ese potencial, pasaríamos a ser el país que generaría el 20% de la energía geotérmica del mundo, lo que es muy significativo”, sostuvo.

Eso sí, para aprovechar estas ventajas el jurista considera esencial la existencia de “señales de inversión”. “La geotermia requiere mucha campaña de exploración y, además, es una ciencia bastante específica. En el fondo, es muy caro”, complementó.